1. Reparto del botín pirata

La tripulación amenaza con amotinarse si no se decide cómo se repartirá el botín al arribar a puerto. Eres el Capitán del barco pirata, ¿cómo lo divides?
A) Equitativamente entre todos
B) Te quedas el 10%, el resto a partes iguales

Solución

Lleváis varios meses en alta mar. Habéis hundido varios galeones e incluso el mapa que le compraste a un loco en la taberna resultó ser verídico: desenterrasteis un cofre con tesoros en Campeche. Pero el periplo por el Caribe está llegando a su fin. Tus piratas llevan días con mueca de enfado, están deseando llegar a Port Royal y gastarse todo el dinero. Si no repartes el botín corres el riesgo de que haya una revuelta. Ya te lo dice tu loro: “¡Botín! ¡Reparte!”.

Para evitar que se amotinen reúnes a todos en cubierta. Le pides al tesorero que desvele cuánto es el recuento:
—Disponemos de mil doblones
—¡Hurra!
—¡Repartamos el botín!
—¡Quiero beberme una botella de Ron!
—¡Dirijámonos a puerto!

En total sois 100 tripulantes. Te quedas meditando…
-Si el reparto es a partes iguales corresponden 10 doblones para cada cuando se arribe a puerto.
-Si te quedas un 10% te corresponderían 100 doblones, y los 99 tripulantes se repartirían 900 doblones, lo que da 9 doblones por cabeza (más algunos reales para completar el decimal).

La lógica dicta que los marineros preferirán el reparto equitativo entre todos, ya que se embolsarán 10 doblones en vez de 9. Por tanto anuncias con una sonrisa que el botín se reparte a partes iguales, incluido tú. De repente sientes cómo varios hombres te empujan y te tiran por la borda.

Si hubieras leído las magníficas instrucciones del videojuego Sid Meier’s Pirates! (MicroProse, 1987, pág. 34), te habrías asignado el 10%: “Ten en cuenta que así el tamaño de la tripulación no tiene ningún efecto en la participación del Capitán. ¡Esto es para desanimar a los capitanes de llevar a su tripulación a una masacre!”. De este modo te llevas sí o sí 100 doblones, nunca más. Si finalmente llegasen a puerto sólo 4 tripulantes se reparten ellos los 900 doblones restantes (225 cada uno). El otro modo de reparto igualitario entre todos podría motivar a un Capitán a un ataque suicida de sus hombres ante otro barco que se cruzaran por el camino, con lo cual si llegasen a puerto sólo 4 hombres más el Capitán, a cada uno de los cinco le tocarían 200 doblones, mucho más de los 10 doblones que se iban a repartir cuando había un total de 100 tripulantes. Además, un buen Capitán necesita tener buena fama entre los piratas para enrolarlos en su próxima aventura.

 

Ayuda a mantener esta web

Colabora con 1 euro al mes
🔐 Pago seguro con WordPress
🙂 Tu nombre en ‘Patrocinadores’ (opcional)
📩 Gestionas baja con tu email
   

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

 

Publicado por Jesús Marrone

Doctor en Periodismo y Licenciado en Publicidad. redactorcreativo@jesusmarrone.com

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s