66. Discurso serio o broma

¿Cuándo se valorará mejor a un candidato durante una entrevista de trabajo?
A) Cuando hace un discurso serio.
B) Cuando incluye alguna broma apropiada.

 

Solución

Para el estudio ‘Risky business: When humor increases and decreases status’ (2017,  Journal of Personality and Social Psychology, 112(3), 431–455), T. Bradford Bitterly, Alison Wood Brooks y Maurice E. Schweitzer realizaron 8 experimentos para  demostrar que el humor influye en cómo se ve a una persona.

 

Por ejemplo, en uno de los experimentos había que leer la transcripción de una entrevista de trabajo. A los participantes se les dieron textos con distintas respuestas a una de las preguntas que hacía el jefe: “¿Qué harías si te tocara la lotería?”:

  • Respuesta seria: “Probablemente me iría de vacaciones a Hawái”.
  • Broma apropiada: “Cuando muera, me gustaría que mis últimas palabras fueran: He dejado un millón de dólares bajo el…”.
  • Broma inapropiada: “Te diré lo que haría, dos chicas al mismo tiempo”.

 

Los participantes debían valorar si las bromas eran graciosas o fallidas, apropiadas o inapropiadas, y luego puntuar sobre 5 a cada persona en cuanto a estatus, competencia para el puesto y confianza. Tomando sólo las bromas graciosas, la media fue:

  • Estatus: 4,1 (Serio), 4,6 (broma apropiada graciosa) y 3,7 (broma inapropiada graciosa).
  • Competencia: 4,0 (Serio), 4,4 (broma apropiada graciosa) y 3,7 (broma inapropiada graciosa).
  • Confianza: 4,3 (Serio), 5,8 (broma apropiada graciosa) y 5,0 (broma inapropiada graciosa).

 

“El uso exitoso del humor indica confianza y competencia, lo que a su vez aumenta el estatus del contador de chistes”, por tanto es mejor usar alguna broma graciosa que un discurso completamente serio. Sin embargo, pese a que contar chistes tanto apropiados como inapropiados, independientemente del resultado, hace ver a esa persona con más confianza, “contar chistes inapropiados señala una baja competencia y el efecto combinado de alta confianza y baja competencia perjudica el estatus”. Los autores desaconsejan usar bromas inapropiadas, especialmente en el trabajo.

Fuente: https://www.hbs.edu/ris/Publication%20Files/Bitterly%20Brooks%20Schweitzer%20JPSP%202016_54efbab5-2561-4408-b008-38d958e0ad50.pdf

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

 

 

 

Publicado por Jesús Marrone

Doctor en Periodismo y Licenciado en Publicidad. redactorcreativo@jesusmarrone.com

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: